El ‘chemsex’, una de las causas por las que no baja el número de infecciones por el VIH

El Hospital Clínic de Barcelona despliega un programa de atención al consumo problemático de drogas para tener sexo

Autor: Jessica Mouzo Quintáns

Fuente: https://elpais.com/sociedad/2018/11/29/actualidad/1543503081_529510.html

El fenómeno del chemsexuna práctica que se caracteriza por consumir varios tipos de drogas con el objetivo de mantener relaciones sexuales durante un largo período de tiempo, ha puesto en alerta a los profesionales sanitarios que atienden las infecciones por VIH. Pese a que los expertos insisten en que se trata de un fenómeno muy residual —no hay datos que lo evalúen—, la experiencia en las consultas y en los centros comunitarios que asisten a los potenciales usuarios de estas prácticas (sobre todo hombres que tienen sexo con hombres), avisan de no bajar la guardia. El hospital Clínic de Barcelona ha advertido de que el auge del chemsex (acrónimo de la expresión inglesa chemical sex) es uno de los motivos por los que las cifras de nuevas infecciones por VIH no logren reducirse. El retraso diagnóstico y la banalización de los riesgos, según los expertos, tampoco ayudan a rebajar las cifras de incidencia. 

"Cada año tenemos más de 3.000 casos nuevos en España, es una constante desde hace 15 años. La mortalidad ha bajado, sí, pero la infección sigue igual. Tenemos tratamientos muy buenos, controlamos la carga viral, pero se nos continúan infectando igual las personas", lamenta el doctor Josep Mallolas, jefe de la Unidad de VIH-SIDA del Hospital Clínic. El último estudio epidemiológico del Ministerio de Sanidad estima que, en 2017, la tasa de incidencia fue de 8,82 casos por 100.000 habitantes (más de 4.000 nuevas infecciones) y la mayor incidencia se daba entre los hombres que tienen sexo con otros hombres (54%).

El Clínic ha puesto el foco en una de las potenciales causas de ese estacamiento en la cifra de incidencia: el chemsex. Este fenómeno ya ha sido tomado como un problema de salud pública por parte de los Ayuntamientos de Madrid y Barcelonaporque, pese a ser minoritario, tiene importantes efectos negativos para la salud, como la posibilidad de generar dependencia a determinadas sustancias para mantener relaciones sexuales, desarrollar problemas de salud mental o aumentar las infecciones de transmisión sexual. "Hace 30 años, la transmisión de las infecciones era sobre todo por vía parenteral, pero ahora es por vía sexual. En este contexto ha aparecido una conducta sexual, el chemsex, que cada vez va a más, y teníamos que ver dónde estábamos", apunta Mallolas. Un estudio del centro comunitario BCN Checkpoint constató que el riesgo de infección de VIH entre los hombres gays que practican chemsex es tres veces mayor. La investigación señalaba, no obstante, que no era extrapolable a toda la población homosexual, aunque sí orientativa.

Puedes seguir leyendo, si lo deseas, en: 

https://elpais.com/sociedad/2018/11/29/actualidad/1543503081_529510.html