¿Ketamina inhalada para combatir la depresión? Está a punto de aprobarse

Hasta ahora, la ketamina se ha utilizado como tranquilizante para caballos o droga alucinógena, pero desde hace unos años la literatura científica le otorga un potencial terapéutico para la depresión grave a pesar de sus riesgos: la adicción y la psicosis. La FDA, sin embargo, estaría a las puertas de aprobar su comercialización de forma inhalada.